jueves, 17 de noviembre de 2011

Campos pampeanos


Campos pampeanos...
sol derramado.
Sueltas las riendas de mis recuerdos,
en esta noche se han desbocado,
como el pampero que grita: ""Vuelvo""
cuando recién nomás, ha pasado.

Campos pampeanos...
sol derramado.
En el silencio de tanta tierra,
jugué de niño con la esperanza,
pero la aurora dura muy poco
y así de poco, duró mi infancia.
Luego en mis años de adoslecencia
llegó a mis manos una guitarra,
me habló de cosas, me dijo: ""vamos""
y monté el potro de la distancia.

Hoy ya soy árbol que tiene flores
y algunos nidos entre las ramas
y sin embargo, mi pobre sombra
no da más sombra que a mi nostalgia.

Campos pampeanos...
sol derramado.
Yo bien quisiera con mis aperos
de muchas leguas y algunas canas,
volver un día, como el pampero,
pero a quedarme, mi tierra larga.

Campos pampeanos...
sol derramado.